martes, 17 de septiembre de 2013

EL TORO DE LA VEGA Y MADRID 2020

   Hoy en Tordesillas, la localidad de los salvajes, gobernada por el PSOE, mi partido, ha celebrado el torneo de la vergüenza llamado "Toro de la Vega". Un toro ha sido alanceado hasta la muerte por miles de paletos que llaman tradición al asedio de un animal que ellos, por algún motivo, quieren matar, a saber por qué. Yo me pregunto si ellos pondrían a sus perros o gatos. Sé que van a decir que no. Entonces me pregunto: ¿y por qué un toro? Y su respuesta será: se cría para eso. Y con ese pensamiento de la época medieval, al igual que su fiesta, se quedan tan anchos e intentan convencer a todo el mundo, sin ningún éxito, que las tradiciones deben respetarse. De la época de los orígenes de El Toro de la Vega es la inquisición. Simplemente hay tradiciones que hay que abolir, y la inquisición y El Toro de la Vega son dos ejemplos bien claros. Una ya está más que superada. Ahora toca que los salvajes de Tordesillas no festejen la muerte de un animal al que han torturado previamente sin compasión.
   Hablando de cosas absurdas. Los Juegos Olímpicos que no han sido asignados a Madrid para el año 2020. A ver, si yo formara parte de el COI, difícilmente hubiera votado por la candidatura de Madrid después de escuchar los penosos discursos de Ana Botella, la alcaldesa de la capital, de ver la situación económica española, de que gastar más dinero en un proyecto que tan solo dura quince días en vez de preocuparse por las personas, de los brutales recortes a los que ha sometido a la sociedad. Evidentemente, espero que los políticos de los partidos que apoyan la absurdez de unos Juegos Olímpicos en los que se llevan gastados miles de millones de euros dejen de insistir en una organización que ha gastado el dinero de la sanidad, los parados, la educación, los subsidios y ayudas a la dependecia y un largo etcétera.