sábado, 25 de mayo de 2013

DEMASIADAS NOTICIAS Y NINGUNA BUENA

   Día plagado de noticias el de hoy. Por un lado, el Gobierno se pone a regalar tarjetas de residencia a los extranjeros con pasta que decidan comprar una propiedad cuyo valor supere los 500.000 euros o garanticen puestos de trabajo. Total, que chinos y rusos se van a poner a blanquear su dinero sucio como locos, mientras se obliga a los jóvenes españoles a largarse por la puerta de atrás a buscarse un futuro, cada vez más incierto, y a que inmigrantes sin poder adquisitivo se vean marginados sin tan siquiera tarjeta sanitaria. Al final, lo único que saco en claro es que a este Gobierno sólo le importa salvarse el culo y que se jodan los demás. Vender el permiso de residencia tiene un precio: 500.000 euros. Por otro lado, siento una pena enorme por los niños que han sido víctimas de un accidente de autobús en Pakistán cuando iban camino de su guardería. Nadie repara en estas muertes, pero detrás de cada niño pakistaní hay una familia y muchos dramas y miserias, por lo que el respeto debería ser mayor y su muerte tan dolorosa como la de cualquier otro niño occidental. Por favor, no olvidemos a ningún menor, sea cual sea su procedencia, y que todos cuenten por igual. Diecinueve críos muertos es un drama mayúsculo. En todas partes.